Fútbol

¿El fin de la era Rijkaard?

Seguramente ya lo han visto hasta en la sopa, lo siento por lo repetitivo. Pero es que realmente es imposible evitar hacerse esta pregunta. Todos los medios tenían (teníamos, vale) previsto algo más o menos por el estilo si la derrota finalmente se consumaba. La sangre llegó al río y con ella un cúmulo de preguntas que ofician de disparadoras para ver qué se cierne sobre los cielos blaugranas. De momento, incertidumbre.

El Fútbol Club Barcelona, vale decirlo, no supo cómo imponer supremacía sobre el Manchester United a lo largo de 180 minutos de cotejo. Cometió dos errores: salvó la ropa cuando Cristiano Ronaldo desvió su penalti, pero ese rechace al centro de Zambrotta se tradujo en gol. Gol del más silencioso y, tal vez, importante jugador de los “reds” en estos últimos tiempos. No será mediático, mucho menos guapo, pero Sir Alex Ferguson (y toda esa mitad de Manchester que viste de rojo) debe agradecerle a Paul Scholes su temperamento, actitud y, por supuesto, capacidad futbolística.

Puede que ese gol haya marcado algo más que el final de temporada para los culés. Un final de temporada en blanco, sin posibilidad alguna de levantar algún cetro. Algo que no es costumbre en Can Barça durante estos últimos tiempos y que, además, lleva a hacerse un sin número de cuestionamientos acerca del rendimiento del equipo, la calidad de los fichajes, el futuro de la entidad y, por sobre todas las cosas, lo que se pretende del mismo.

Sin Rijkaard o con él, lo cierto es que vendrán muchos cambios. La falta de actitud de algunos jugadores a lo largo de la temporada, sin duda alguna, marcará la salida de varios efectivos que aún se encuentran en filas. Por ende, caras nuevas en relativa cantidad es probable que aparezcan en la órbita blaugrana. ¿Un nuevo entrenador? No sería de extrañar que Laporta considere un ciclo cerrado -más que favorable, por cierto- este que ha vivido el Barcelona durante estos últimos cinco años. Mourinho y Lampard, entre otros, se frotan las manos pensando en ocupar el lugar del holandés. Pero tiempo al tiempo. Aún es demasiado pronto para tejer ese tipo de elucubraciones.