Fútbol

El fichaje de Neymar puede acabar en delito fiscal

foto neymar

El fichaje de Neymar por el FC Barcelona lleva camino de convertirse en un gran problema para el club catalán, y no por el rendimiento del futbolista brasileño, que hasta ahora ha demostrado su enorme calidad en el terreno de juego. La polémica estriba en la cifra que se pagó por su traspaso y que, al parecer, es bastante superior a la que comunicó la entidad en su día, 57 millones de euros.

La denuncia de un socio ya ha provocado la dimisión del presidente Sandro Rosell, máximo responsable del club en el momento en el que se llevó a cabo la contratación del futbolista brasileño, y el que el FC Barcelona haya tenido que ingresar, de forma voluntaria, 13,5 millones de euros en Hacienda en previsión de posibles sanciones por no haber cumplido como tocaba con la Agencia  Tributaria.

Presunto delito fiscal

La versión oficial del club de Barcelona es que este pago a Hacienda se realiza para evitar cualquier sanción posterior en previsión de una posible imputación por presunto delito fiscal. Además, el club mantiene que no se ha utilizado ninguna empresa ubicada en paraísos fiscales para evitar pagar impuestos.

El problema que está enturbiando el fichaje de Neymar  son los 40 millones que el FC Barcelona pagó a la sociedad N&N gestionada por los progenitores del futbolista en compensación por el fichaje, además de las sospechas que recaen sobre los contratos de marketing y el relacionado con las labores de captación de jóvenes futbolistas en Brasil encargadas al conglomerado empresarial relacionado con el padre del jugador.

Simulación de contratos

Para la Agencia Tributaria española los impuestos de estas operaciones se deberían pagar en España mientras que el FC Barcelona mantiene que todo se ha hecho correctamente y que los impuestos se han pagado al fisco brasileño.

La directiva del FC Barcelona ha negado que haya existido una simulación de contratos y que una vez aclarado todo se demostrará que el fichaje de Neymar no esconde comisiones injustificadas.