Ciclismo

El dopaje aleja a los patrocinadores del ciclismo

Los escándalos de dopaje que llevan azotando al ciclismo desde hace más de una década están hundiendo el seguimiento de este deporte y alejando a los patrocinadores de los profesionales, lo que, de paso, hunde al ciclismo de base, sin apenas dinero.

Armstrong y Rabobank

El caso Lance Armsgtrong, que supone la caída estrepitosa del último gran mito del ciclismo mundial, un hombre que superó un cáncer para ganar 7 Tours de Francia, y el también reciente del español Alberto Contador, sancionado por doping, están poniendo al ciclismo en una situación muy complicada. La retirada de un patrocinador histórico como Rabobank así lo puede indicar.

Preocupación en Movistar

Así lo reconoce Luis Abril, responsable en la compañía española Telefónica de los patrocinios, en declaraciones al diario El País. “O esto se arregla o será difícil retener a los patrocinadores. El momento es crítico. Si no se adoptan medidas sensatas, el ciclismo se convertirá en un deporte irrelevante para los grandes patrocinadores, será difícil retenerlos”, advierte el secretario general de Presidencia de Telefónica.

“Las condiciones de seguridad en la proyección pública de una imagen de marca derivadas del patrocinio ciclista no son las mínimamente necesarias, son claramente insuficientes”, dice Abril. A ninguna marca le gusta verse asociada con dopaje, vámpiros, uso de drogas dañinas para el cuerpo o deportistas que hacen fraude para competir.

“No hay seguridad jurídica. El ciclismo necesita un esquema regulatorio claro, veredictos rápidos y definitivos, no lentos y provisionales”, pide Abril. O hay un cambio radical de todos los estamentos o el ciclismo puede caer en la marginalidad.