Fútbol

El Barça se lleva el Gamper en cinco minutos

El F.C.Barcelona jugó la pasada noche su tradicional trofeo Joan Gamper, que sirve como presentación del equipo. En esta ocasión el rival ha sido el equipo argentino del Boca Juniors, un rival que le ha puesto muy complicado y se ha tenido que decidir todo en los últimos cinco minutos de descuento.

Esta era la 43ª edición del tradicional Trofeo Joan Gamper, fundador del club. Aunque el equipo de esta temporada ya había debutado en casa frente al Wisla Cracovia en partido de la previa a la Champions League, el Gamper ha servido como acto de presentación de los jugadores ante la afición.

Tras una presentación con fuegos artificiales dando presentación a todos los jugadores y al nuevo entrenador, que tuvo unas palabras para la afición, se inició el partido. El rival era el equipo argentino del Boca Juniors, un equipo que recientemente ha empezado su torneo apertura y que por tanto esta un tanto más rodado que el Barcelona. Además, el Barcelona presentó su once inicial lleno de suplentes, lo cual le hacía partir con cierta desventaja frente al rival.

La primera parte fue de lo más aburrida, destacando únicamente el trallazo de Busquets que fue a parar al larguero. La segunda parte fue algo más movida, Pep Guardiola introdujo varios cambios en el equipo, dio entrada a Eto’o, Xavi e Iniesta que dieron bastante más fluidez al balón y se creó algo más de peligro. Aún así, el primero en abrir el marcador fue Boca Juniors con un gol de Viatri.

Después del gol el Barcelona empezó a espabilar y creo algo más de peligro pero el gol se hacía esperar. Se llegó a los 45 minutos reglamentarios y el colegiado añadió cinco minutos debido a los cambios, unos cinco minutos que resultarían vitales para que el Barça se llevara el Gamper. En el minuto 92 el Barça sacó un saque de esquina que Puyol se encargó de rematar y hacer así el empate, luego en la jugada siguiente y cuando ya se cumplía casi el final del tiempo añadido Xavi enviaba un centro a Eto’o que este remataba espectacularmente de cabeza enviando el balón al fondo de la portería.

Al final el Barça pudo retener su trofeo y dejar a la afición de lo más contenta.