Fútbol

El Barça gana el clásico al Madrid y el Atlético ya es líder

ΠΑΝΑΘΗΝΑΙΚΟΣ - ΜΠΑΡΤΣΕΛΟΝΑ (CHAMPIONS LEAGUE - 5η ΑΓΩΝΙΣΤΙΚΗ) / ΤΣΑΒΙ(ICON PRESS / ΝΤΟΥΝΤΟΥΜΗΣ ΔΗΜΗΤΡΗΣ)

El FC Barcelona se impuso en el clásico al Real Madrid en el Santiago Bernabéu por tres goles a cuatro y mantiene sus opciones de ganar las Liga. Leo Messi, con un “hat-trick“, lideró al equipo entrenado por Martino. El Atlético de Madrid, que ganó en el campo del Real Betis (0-2), es ahora el líder de Primera con 70 puntos, los mismos que tiene el Real Madrid, y uno más que el Barça.

El clásico respondió a las expectativas: emoción, momentos de buen juego, tensión y polémica para alimentar durante algunos días el debate.

Alternativas en el marcador

Fue el Barça el que, por mediación de un inspirado Iniesta durante todo el partido, el que se adelantó en el marcador. Sin embargo, el Real Madrid encontró en Benzemá el delantero resolutivo que en cuatro minutos anotó dos goles para darle la vuelta al partido y hacer más líder a su equipo. En esos momentos la distancia entre ambos equipos era de siete puntos, demasiados cuando tan solo faltan 27 para acabar el torneo.

Con la ventaja en el marcador el Real Madrid se replegó todavía más para salir a la contra, mientras el Barça comenzaba a llegar con peligro al área de Diego López, casi siempre en jugadas hilvanadas por Xavi e Iniesta. En una de ellas, Messi logró empatar poco antes de llegar al descanso.

Jugadas polémicas

La segunda parte fue frenética y el árbitro, Undiano Mallenco, comenzó a tener su cuota de protagonismo. Primero al señalar como penalti una falta cometida fuera del área sobre Cristiano Ronaldo, que el portugués se encargó de materializar en el 3-2, y después en otro penalti sobre Neymar, con expulsión de Ramos, muy protestado por los jugadores madridistas. Messi puso de nuevo el empate en el electrónico.

Cuando faltaban siete minutos para el final, otra vez un penalti, en este caso cometido por Xabi Alonso sobre Iniesta, permitió a Messi marcar su tercer gol del partido y darle a su equipo una valiosa victoria para mantenerlo vivo en la Liga. Mientras todo eso sucedía en el Bernabéu, el Atlético regresaba de Sevilla como líder.