Fútbol

El Barça cae en Polonia pero pasa de ronda

Era un auténtico trámite tras el 4-0 del partido de ida. Todas las voces repetían lo mismo y así terminó sucediendo. Pero, mientras tal vez se esperaba un triunfo del Fútbol Club Barcelona sobre el Wisla Cracovia de Polonia, el resultado fue una derrota. Mínima, pero derrota al fin. Con gol de Cleber, los “blaugrana” se dejaron los tres puntos en el camino, pero sin demasiadas preocupaciones. El global de 4-1 indica a las claras que el Barça estará en la fase de grupos de la Champions League, en la competencia grande de la misma. Por cierto, también lo acompañarán el Panathinaikos y la Juventus. Hoy se deciden el resto de los clasificados.

Guardiola disponía un once interesante en el césped de Cracovia. No se guardaba nada y alineaba a Eto’o de punta, con Henry e Iniesta de acompañantes, resguardados por Xavi y los dos africanos, Yaya Touré y Keita. La línea de fondo estaba comandada por Puyol y Piqué, con Alves por la derecha y Abidal por la izquierda. Algo no tan distinto a lo que puede ser el equipo culé en los comienzos de la Liga, aunque seguramente con Messi desde el inicio. Pero el Barça no pudo imponerse a una defensa que en todo momento estuvo segura.

A pesar que los de Guardiola contaron con varias oportunidades para ponerse encima en el marcador fue el defensor del Wisla, Cleber, quien envió a las mallas un cabezazo. Dio la sensación de que Valdés pudo haber hecho más por detener el disparo, pero su esfuerzo no fue suficiente. 1-0 y el resultado final no se movería, a pesar que el entrenador blaugrana dio ingreso a Gudjohnsen, Bojan y Hleb para revertir el resultado.

Por su parte, tampoco tuvieron demasiados problemas para pasar de ronda la Juventus y el Panathinaikos ante el Artmedia Petrzalka eslovaco y el Sparta Praga checo respectivamente. La Juve empató en uno, aunque arrancó perdiendo con un gol de Fodrek, siendo Amauri -uno de los nuevos fichajes de la “Vecchia signora”- quien consiguiera la igualdad definitiva. En tanto, los griegos del Panathinaikos, dirigidos por Henk Ten Cate, ganaron 1-0 a los de Chequia con un gol en el minuto 90 de Rodrigo Souza. Vale decirlo, se habían impuesto en la ida por 1-2, por lo que la serie ya estaba casi asegurada.