Fútbol

El Atlético ya está entre los ocho mejores de Europa

Diego Simeone.

Fue la noche que toda la afición del Atlético de Madrid llevaba soñando desde hace mucho tiempo. En concreto desde 1997, el último año en el que el club rojiblanco logró superar una eliminatoria de la Champions League. La victoria ante el Milan (4-1) certificó que el equipo de Simeone ha vuelto para competir entre los grandes, y ya está entre los ocho mejores de Europa.

El Atlético de Madrid traía de Milán un resultado muy ventajoso pero salió al campo sin reservarse nada, dispuesto a dominar el juego y tratar de ampliar la ventaja. Y muy pronto lo consiguió, cuando apenas se llevaban dos minutos de juego, su máximo goleador, Diego Costa, en un acrobático remate, lograba el primer tanto que parecía asegurar un plácido encuentro para los locales.

Gol de Kaká

Sin embargo el Milan se rehizo poco a poco y, apoyándose en un inspirado Kaká, fue creando ocasiones de peligro hasta empatar el partido e incluso dispuso de alguna opción para adelantarse en el marcador y poner la eliminatoria a su favor.

Pero el equipo de Simeone este año cuenta, además de con su esfuerzo a  lo largo de los 90 minutos que dura un partido, con elemento fundamental que acompaña a todos los grandes equipos, como es la suerte en los momentos decisivos. Y así fue como Arda Turan, a un minuto de que finalizara el primer tiempo, marcó el segundo gol atlético ayudado por un rebote en la defensa milanista.

Contragolpe letal

El segundo tiempo sí fue más plácido para los madrileños, que supieron dejar la posesión al equipo italiano para hacer lo que mejor sabe, salir a la contra aprovechando la velocidad de sus delanteros, sobre todo de Diego Costa, que se está ganando ser el nueve de España en el Mundial a base de goles.

El 4-1 del marcador refleja la superioridad que se vio sobre el campo de un equipo que quiere volver a ser un grande en Europa sobre otro que está dejando de serlo y que precisa una profunda renovación de su plantilla.