Fútbol

Dunga asume el reto de devolver a Brasil el orgullo perdido

Brasil cambia de técnico.

El anuncio no ha sentado nada bien en la “torcida” brasileña pero la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ha mantenido su apuesta y Dunga, campeón del mundo como jugador con el equipo carioca en el Mundial de Estados Unidos de 1994, será el seleccionador del combinado nacional, en sustitución de Scolari, relevado del equipo ante el fracaso en el último campeonato del mundo.

No es la primera vez que los directivos de la federación brasileña piensan en Dunga para dirigir la selección nacional. Ya lo hizo en una anterior etapa, tras el Mundial de 2006, cuando sustituyó a Carlos Alberto Parreira, el técnico que consiguió ganar el Campeonato del Mundo de Estados Unidos en 1994.

Segunda etapa como seleccionador

Dunga tomó las riendas del equipo avalado por su trayectoria como jugador de la selección, pero con una gran inexperiencia en los banquillos. Los resultados no le acompañaron y en el Mundial de Sudáfrica no logró superar los cuartos de final tras caer ante Holanda, que jugaría la final frente a España, campeona del torneo gracias al famoso gol de Iniesta.

Los aficionados brasileños exigían un cambio drástico en la dirección de la selección y no creen que Dunga reúna el perfil para llevarlo adelante, pues se le considera un técnico que apuesta más por el orden y la táctica y menos por la improvisación y el talento de los jugadores, que es lo que siempre le ha funcionado a Brasil.

Recuperar el esplendor del juego brasileño

Dunga, sin embargo, confía en que logrará devolver el esplendor a una selección brasileña que salió de su mundial muy tocada tras la humillación del 7-1 en semifinales ante Alemania. El técnico recuerda que aunque no logró los objetivos en Sudáfrica sí llevó a Brasil a ganar la Copa América de 2007 y la Copa Confederaciones de 2009, dos títulos menores que ahora no le valdrán si no es capaz de cambiar el estilo de juego del equipo y llegar al próximo campeonato del mundo en condiciones de poder aspirar al título.