Fútbol

Definición de infarto en la liga argentina

La jornada que se vivirá el próximo domingo en el fútbol argentino no será una como todas las demás. Para nada. Es que son cuatro los equipos que llegan en condiciones de quedarse con el Torneo Apertura, lo cual puede llegar a derivar en un triangular o incluso un cuadrangular de desempate entre el cuarteto de candidatos a quedarse con el título.

Con 36 unidades, Boca Juniors, Tigre (el único de todos los aspirantes que aún no sabe lo que es ser campeón) y San Lorenzo comparten el liderazgo, mientras que Lanús los mira apenas desde atrás con 34.

Boca era el que más posibilidades tenía hasta esta penúltima fecha. Tenía dos puntos de ventaja sobre sus competidores más directos y con un triunfo se reservaba la oportunidad de definir en casa ante Colón en la última jornada. Pero no pudo derrotar a un férreo Gimnasia y Esgrima de La Plata, que se quedó con un punto de oro para engrosar su promedio de descenso y, de paso, le impidió al equipo “xeneize” llegar en soledad a la 19na jornada.

Por otra parte, los que sí cumplieron con sus respectivos deberes fueron el trío restante de perseguidores. Lanús ya se había impuesto a Vélez el sábado y así quedaba a tan sólo dos puntos del equipo líder del certamen. Mientras que San Lorenzo derrotó con claridad a Independiente por 4-1 y Tigre, la cenicienta dentro de los competidores, remontó un increible partido frente a Rosario Central, ganado por 2-3 tras ir 2-0 por debajo.

En la última jornada, lo dicho, Boca recibirá a Colón, San Lorenzo visitará a Argentinos Juniors, Lanús recibe a San Martín de Tucumán y Tigre hará lo propio con Banfield. Todos los encuentros se jugarán a la misma hora para evitar especulaciones. Lo cierto es que puede darse un hecho inaudito: que tres o cuatro equipos tengan que definir entre sí quien es el próximo campeón del fútbol argentino.