Fútbol

Corinthians y Boca igualan en la primera final de la Copa Libertadores

Amarga es la sensación con la que se quedó Boca al finalizar la primera final de la Copa Libertadores. El conjunto de Julio Cesar Falcioni dominó en gran parte del partido y supo estar delante en el marcador, pero el Corinthians logró igualar sobre el tramo final.

Trabado, cerrado y disputado fue el encuentro de ida de la final de la Copa Libertadores que disputaron el Club Atlético Boca Juniors y el Sport Club Corinthians de Sao Paulo. De un lado estaba el múltiple campeón de este certamen y del otro un equipo que disputaba por primera vez esta instancia de la Copa. En el terreno de juego no se sacaron ventajas o, al menos, eso indicó el marcador.

Roncaglia abrió la cuenta para los Xeneizes a los 72 minutos. El defensor de Boca aprovechó un rebote de un cabezazo de Silva que dio en el palo para desatar la alegría del público local. Sin embargo, la euforia duraría poco: a los 85, una gran contra colectiva del Corinthians terminaría con Romarinho (hijo del mítico Romario) definiendo con mucha clase por encima de Orión para decretar la igualdad a 1 que sería el resultado final.

Luego del partido, Juan Román Riquelme se mostró fastidioso con el desempeño del árbitro del partido: “Cuando íbamos 0-0 tiraron bengalas los del Corinthians y el referí no paró el partido. Y con nosotros lo paró cuando estábamos 1-0, yo soy grande y conozco de esto… El árbitro se hizo el boludo. Lo pechó a Erviti, le digo que no tiene por qué pechar al jugador. Ya en Brasil, con Fluminense, nos hizo lo mismo y ahora se repitió. Ojalá no nos dirija más” declaró el 10 de Boca.

La revancha: el próximo miércoles en el Pacaembú.