Fútbol

Buen comienzo para los españoles en la UEFA

Inició en el día de ayer la primera ronda de la Copa UEFA -de todos modos, la última antes de la llegada de la fase de grupos-, dejando a la gran mayoría de los equipos españoles bastante bien parados de cara a la clasificación. Aún así, ninguno parece tener cerrada la clasificación, ya sea a favor o en contra, y tendrán que decidir en los respectivos crucres de vuelta.

Quien tiene relativamente fáciles las cosas es el Sevilla. En su estreno en una competición de la que ya sabe lo que es ganarla, derrotó en el Sánchez Pizjuan 2-0 al Red Bull Salzburg. Si bien se puso en ventaja rápidamente por intermedio de Diego Capel, recién en la parte final del encuentro pudo rubricar su victoria para viajar mucho más tranquilo a tierras austríacas. El encargado de rematar el encuentro fue Adriano, en el minuto 91. Hay fuerte indignación en el entorno sevillista, ya que el encuentro no se pudo ver por televisión.

También el Racing de Santander pudo hacerse victorioso en esta jornada, que marcó su debut absoluto en competiciones europeas. En un Sardinero desbordante de euforia, los cántabros lograron imponerse 1-0, gol de Pereira, ante el Honka finlandés, un equipo muy inferior, al cual podrían haber derrotado por mayor diferencia. Muñíz optó por alinear mayoría de suplente y dejar en el banquillo a habituales como Munitis, Colsa o Tchité. Ahora, a definir en Escandinavia.

El Valencia fue otro de los que pudo salir airoso de su visita a Portugal, para enfrentar al Marítimo. Se llevó un buen triunfo gracias a un gol inicial de Fernando Morientes y supo mantener la renta por el resto del encuentro. De no complicarse la vida en Mestalla, los de Unai Emery estarán en la fase de grupos de la competición.

Pero no todo fue color de rosas para los equipos ibéricos. El que no pudo completar el poker de victorias fue el Deportivo La Coruña. Los gallegos tenían una difícil cita, aunque no imposible, en tierras noruegas y salieron derrotados. El Brann Bergen, equipo que proviene de la clasificatoria de Champions League, supo anotar en dos oportunidades y dejar a los de Lotina con una difícil misión para Riazor.