Fútbol

Brasil y Argentina quedan en deuda

Nada por aquí, nada por allá. Esa es la sensación que quedó después del pobre empate en cero que dejó uno de los derbis más importantes del mundo entero. El clásico entre Brasil y Argentina, disputado en el “Mineirao” de Belo Horizonte finalizó en tablas, en un duelo en el que primó el miedo a perder desde ambos lados del terreno de juego. Muchos sinsabores quedan aún en la participación por las eliminatorias de ambos equipos, aunque siguen bien posicionados, aunque sin ofrecer un rendimiento acorde a sus nombres.

El partido comenzó con cierto dominio de los pupilos de Dunga, que obligados a salir en búsqueda del resultado mostraron lo mejor de sus acciones en el primer período. De todos modos, ni Robinho, ni Adriano, ni el ingresado Diego (en reemplazo del lesionado Anderson) pudieron quebrar el buen juego defensivo argentino en esa etapa inicial. La tónica cambiaría un poco de nombres en el segundo período.

Argentina salió decidida a defender lejos de su arco y con la tenencia del balón durante el segundo acto. Gago marcó, quitó y distribuyó; Mascherano contribuyó con su nivel habitual, Riquelme tuvo más participación y, sobre el final, Lionel Messi fue el encargado de tomar las riendas del equipo, creciendo en el juego y contando con una buena oportunidad para ganar el partido sobre el final. De todos modos, el empate en cero fue inquebrantable para ambos equipos, que no vieron con malos ojos el punto que se estaban llevando.

Por otra parte, Colombia se mantiene en posiciones clasificatorias al empatar en cero ante Ecuador. Los cafeteros continúan invictos en estas eliminatorias. Por otra parte, el puntero Paraguay cayó goleado por 4-2 en el Hernando Siles de La Paz ante el que era el colista del grupo, Bolivia. Ahora el equipo del altiplano cuenta con 4 unidades en su haber, una más que Perú, que ayer cayó goleado por 6-0 ante Uruguay. Hoy completan la jornada Venezuela y Chile, ambos igualados con 7 unidades.