Fútbol

Boca se impuso en el derbi argentino

En un fin de semana de derbis, en donde el Atlético de Madrid volvió a perecer en manos de su eterno rival, también se jugó en Argentina el encuentro más apasionante que esa competición tiene para ofrecer y, de seguro, uno de los espectáculos deportivos más atrapantes de Latinoamérica. El estadio Monumental de Nuñez fue testigo de como Boca se imponía ante River por 1-0, en un partido que no será recordado por su gran juego, emotividad ni nada por el estilo, pero que, como todo partido de estas características, cuenta con un grado de emotividad extra.

El conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone, que marcha último en las posiciones, comenzó algo mejor el encuentro que su clásico rival. A través de jugadores como Matías Abelairas y Diego Buonanotte intentaba llegar con algo de peligro hacia la portería defendidad por el juvenil Javier García. Boca esperaba con tranquilidad y apostaba a la salida rápida del balón a través de su volante por la izquierda, Jesús Dátolo y la posesión estratégica de Juan Román Riquelme. Aún así, el primer período se murió sin demasiadas pretensiones ni cuestiones demostradas sobre el césped.

Los comienzos del segundo período hacían presagiar una mejoría para River, ya que el lateral derecho “xeneize” fue expulsado por exceso verbal. Pero a los 15 minutos de esa etapa, fue Boca el equipo que marcó el único tanto del encuentro. Medido y preciso centro de Riquelme para que el juvenil Lucas Viatri con un certero cabezazo mande el balón a las mallas. Daba la impresión de que quien hacía el gol ganaba y así fue. River siguió mostrando su inconsistencia habitual y su escaso volumen de juego ofensivo y poco hizo para inquietar a los visitantes, que hasta incluso pudieron liquidarlo en alguna contra.

De esta manera, Boca vuelve a la victoria, pero aún se encuentra lejos del puntero del certamen, el San Lorenzo de Almagro, quien marcha 5 unidades por encima de Tigre, su sorprendente perseguidor. Pero todavía quedan nueve jornadas por disputarse del Torneo Apertura y, de seguro, nadie querrá perder la oportunidad de descontarle unidades a los líderes.