Otros Deportes

Bajo presión

Bajo Presion

A diario estamos expuestos a diferentes tipos de presión, en el trabajo, en el estudio, en el deporte. Desde que somos pequeños, cuando somos adolescentes, cuando somos jóvenes y cuando somos adultos. Generalmente a lo largo de nuestras vidas y sobre todo cuando nos acontecen cosas adversas, nuestro carácter se va moldeando y reforzando para poder soportar esa presión.

Cuando ya somos padres, intentamos preparar a nuestros hijos para tales circunstancias y en lo primero que pensamos para ayudar y formar la personalidad del individuo, es en el deporte. El deporte es fundamental para el ser humano, ya que ayuda física y pisicológicamente en su calidad de vida, es una necesidad -creo- ineludible. De los juegos y del deporte se logra sacar lo mejor que hay dentro nuestro.

Pero ¿qué pasa cuando el deporte se transforma en nuestro medio de vida, ya hemos dejado nuestra etapa de formación de la persona y hemos decidido dedicarnos a él como nuestro medio para lograr el sostén personal y el de nuestra futura familia? ¿Nos alcanza la preparación que hemos recibido desde nuestra niñez, para afrontar la presión que significa el estar expuestos a la opinión publica? Sobre todo a la opinión y el sentir de los fanáticos en quienes muchas veces la pasión es más poderosa que la razón y pueden llegar hasta sepultarnos en un severo momento de depresión si no estamos fortificados y bien parados para hacerle frente a ello.

Para estos casos es imprescindible una ayuda externa, o sea la ayuda de un profesional. En los grandes emprendimientos deportivos, cualquiera sea la disciplina, el entrenamiento psicológico deportivo para lograr el máximo rendimiento y una buena salud mental, se ha constituido en una pieza vital.

Los deportistas deben ser tomados como un todo bio-psico-socio-cultural, dentro de una actividad que le plantea situaciones y problemas a resolver en un instante. Para enfrentarlos, debe realizar un proceso de entrenamiento que le permitirá una mejor adaptación a la situación de competencia y tomar a éste como un aprendizaje de comportamientos en forma de fundamentos deportivos. Ello le permitirá poder sortear con éxito las situaciones a resolver. En próximos post seguiremos tratando este tema de la psicología aplicada al deporte.

Imagen: flickr.com