Fútbol

Argentina vuelve a naufragar en las eliminatorias

Un nuevo partido, muy renombrado por el dicotómico enfrentamiento de dos visiones del fútbol sudamericano (el mentado duelo entre Alfio Basile, seleccionador argentino, y Marcelo Bielsa, actual mister chileno pero ex albiceleste), se disputaba en Santiago de Chile entre Argentina y la selección local. Lo cierto es que la historia marcaba que la roja nunca le había ganado por encuentros oficiales a los rioplatenses. Aún así, siempre hay una primera vez: un excelente encuentro disputado por los de Bielsa le permitió conseguir un triunfo fundamental de cara al mundial.

Ya desde el comienzo del partido se veían claras las intenciones del equipo de Bielsa para dominar el partido. Con un fútbol ofensivo, vertical, de toque y transiciones rápidas, los locales hicieron estragos contra un combinado que carece de ideas futbolísticas y cuyo entrenador parece estar amarrado a aquel pensamiento de depositar los jugadores sobre la cancha y que simplemente hagan lo suyo. Evidentemente, una visión que no le dio resultado a Basile, porque se retiraba a los vestuarios con una derrota a sus espaldas, merced a un gol de Orellana tras una gran jugada colectiva.

Colectivismo, justamente la palabra de la que adolece esta selección argentina, que naufraga sin identidad ni ideas de juego sobre el césped. Parece condenada a la salvación individual por medio de algunas de sus figuras, que las tiene, pero que también necesitan de un contexto adecuado para que alcancen su brillo. En el día de ayer, ni Messi, ni Agüero, ni los ingresados Sand y Bergessio, que dejaron al equipo jugando con muchos atacantes, fueron capaces de revertir un rendimiento pobrísimo, que hasta incluso pudo haberse visto con más goles anotados por parte de Chile. Un futuro para nada alentador se ve para la albiceleste.

El descontento en los bloggers argentinos no se ha hecho esperar. Dame Pelota tituló “Baile inolvidable” a la derrota argentina ante Chile y Vale Chumbar ironizó sobre los planteamientos de Basile con una ocurrente serie de dibujos sobre servilletas que harán las delicias de más de un detractor del actual seleccionado

Por otra parte, otro que no levanta cabeza es Brasil. Los de Dunga volvieron a desperdiciar una oportunidad para seguirle el tren a Paraguay (líder de las eliminatorias sudamericanas; derrotó hoy a Perú 1-0) y terminaron igualando como locales sin goles frente a Colombia. En el resto de los partido, Ecuador fue derrotado por Venezuela 3 a 1 y el martes Uruguay y Bolivia igualaron en dos tantos. Recién en marzo del próximo año se reanudarán los juegos para esta etapa clasificatoria de cara a Sudáfrica 2010.

  • http://www.elarmariodecosas.blogspot.com/ Mario

    Las enseñanzas que Bielsa nos dejó (otra vez)

    El sistema de eliminatorias implementado desde las que clasificaron a los seleccionados para Francia ’98 le servía a las potencias (Brasil y Argentina) para no quedarse nunca afuera. Los resultados de los equipos argentinos trabajados por Daniel Passarella, Marcelo Bielsa y José Pekerman le dieron la razón a esta idea. Claro, regresó Alfio Basile. Y con él, los temores para no clasificar. Temores que no se vivían desde que el “Coco” fue obligado a dejar su ego de lado para amigarse con Maradona y que Diego nos salve y clasificar así a Estados Unidos ’94 en el penoso repechaje ante Australia en 1993.

    Ahora, los enamorados de Juan Román Riquelme comenzarán a decir y a escribir, que en Chile quedó claro que el ídolo Xeneize es fundamental para el equipo nacional. Que su ausencia en Santiago fue determinante para el papelón que mostró el grupo de jugadores que Alfio “No tengo tiempo de trabajo” Basile tiró en la cancha (¿acaso cuándo ensayó sin Riquelme?). Cuánta ignorancia o falta de memoria. Acaso olvidan que con Román como líder, la Selección ya fracasó en el Mundial de Alemania 2006 y la Copa América 2007 (0-3 con Brasil incluido, con JR en el césped).

    ¿No es el momento de dejar de tener una selección argentina que gire en torno del buen jugador que es Riquelme (en Sudáfrica 2010 tendrá 32 años, una edad en la que ni Diego fue capaz de conducir a un equipo a ser Campeón del Mundo) y acaso mantenerlo como enganche a JR (y buscar alternativas -algo que “Coco” jamás hace: un Plan B-) pero dar paso a un trabajo con un entrenador técnico y táctico que desarrolle un equipo que, al estilo de lo que hizo Bilardo con Maradona en el ’83, conforme un conjunto que gire en torno de Lionel Messi, la única real estrella de este grupo? Pobre pibe, encima tiene que ver cómo le dan la cinta a Román y la 10.

    “Ahora lo importante es clasificar al Mundial”, dijo Agüero tras la paliza de Santiago de Chile. Si mis notas en mi trabajo no se entienden o hago mal mis tareas, de mi trabajo me echan. ¿No es momento de terminar con el ciclo del “Coco” Basile, su apego al trabajo, sus cábalas (primera vez que Argentina no juega con la celeste y blanca ante Chile) y a su educación?

  • Jejorge

    Totalmente de acuerdo, Mario. Todos se quejan de que Agüero y Messi no brilla en la selección argentina, pero es que nadie ha trabajado para potenciar sus rendimientos. Son jugadores geniales, pero no hacen milagros. Se verá su verdadero potencial en la albiceleste el día que se juegue pensando en ellos. Pero mientras esté Basile y haya esta idea de juego (¿hay idea de juego?), Argentina está confinada a otro fracaso mundialista.