Equipamiento

Alimentación y rendimiento

Fruit isolated on white baclground

Continuando con algunos consejos sobre alimentación y dietas adecuadas para la práctica de deportes, toca el turno de comentar sobre el tiempo en el cual no estamos en actividad sea porque nos tomamos un descanso o sea porque tal vez hallamos sufrido algún tipo de lesión.

En cualquier caso debemos de disminuir el consumo en calorías, porque después vienen los excesos de peso, en ese período de no entrenar, si seguimos alimentándonos como veníamos haciéndolo durante el entrenamiento, es inevitable el aumento del peso. Basta con sólo ver a muchos de los deportistas profesionales una vez que se retiran, la mayoría crece sensiblemente de volumen.

Si tenemos en cuenta que un deportista consume unas 5000 calorías mientras esté en competencia y por lo tanto necesita unas 2500 para recuperar, durante un período de descanso es obvio que no debe seguir consumiendo esa cantidad porque de futuro le será más difícil volver a su estado ideal.

Como vemos es importantísimo tomar conciencia de cómo nos alimentamos y más si estamos en compromiso de alta competencia, ni que decir si es nuestro medio de vida o pretendemos que así sea. Aunque suceda que nos sentimos bien físicamente, debemos pensar en el rendimiento a largo plazo. No podemos darnos el lujo que al comenzar la actividad estemos bien pero con el pasar del tiempo nuestro rendimiento va en descenso. La dieta adecuada no aumentará el rendimiento pero si nos dará más resistencia y nos ayudará a disminuir la fatiga. En cualquier práctica deportiva vemos muy a menudo que cuando promedia el tiempo de competencia, algunos jugadores se ven como fundidos y muchas veces eso de debe a una deficiente alimentación sumada a un adecuado entrenamiento.