Otros Deportes

¿Que tan saludable es el deporte de alto rendimiento?

¿Es el deporte salud? Uno podría aventurarse a decir que si sin pensar demasiado la respuesta, sin embargo hay varios ejemplos de lo contrario, sobre todo cuando pensamos en el deporte de alto rendimiento.

Lesiones crónicas, retiros tempranos y malformaciones físicas a partir de la sobreexigencia del cuerpo son algunos de los ejemplos del costado negativo de la práctica deportiva.

Es que muchas veces el deporte de alto rendimiento supera las limitaciones del físico. Pensemos en algunos casos puntuales. Gustavo Kuerten fue uno de los más grandes tenistas de finales de los ’90 y principios y sin embargo sus constantes lesiones en la cadera le impidieron mantener su nivel cuando todavía estaba en plena carrera. Gabriel Batistuta, goleador de la selección argentina, la Fiorentina y la Roma, vivió los últimos años de su carrera como jugador profesional con grandes dolores en su rodilla (era común que lo esperaran con varias bolsas de hielo para enfriarle los gemelos cada vez que salía sustituido en un encuentro).

También son llamativos los casos de Marc Gasol y Rafael Nadal. Al jugador de los Memphis Grizzlies lo aqueja una extraña dolencia en el cuello que lo ha traido a mal traer durante los últimos meses y que ya lo ha dejado fuera del resto de la temporada de la NBA, mientras que al tenista manacorí lo aquejan constantemente lesiones que le impiden mantener un nivel regular en su juego, sin embargo, con talento de sobra puede mantenerse entre los tenistas mejor rankeados.

Entonces, luego de repasar estos casos, nos repreguntamos, ¿el deporte es salud?

Imagen: halconesuruguay